Hacer salsa a la pimienta verde

Si bien estamos acostumbrados a ver la pimienta negra acompañando el salero en mesas en todos los restaurantes y cocinas, en realidad hay varios tipos diferentes de pimientas, todas salidas de la misma planta.

En esta deliciosa salsa, compañera tradicional de bistec, se utilizan granos de pimienta verde, las primeras bayas de la planta. Por lo general, se conservan en vinagre o en salmuera, lo que conserva su color, un verde suave y matizado.

Hacer salsa a la pimienta verde

El caldo de carne casero le dan a esta salsa un sabor increíblemente profundo, pero la combinación con nata y brandy, no hace más que multiplicar su riqueza.
La mordedura del brandy, y el sabor de los granos de pimienta empapados en salmuera, ayudan a compensar la riqueza y untuosidad de la nata.

Definitivamente, los granos de pimienta verde brindan otra dimensión de sabor y textura a esta salsa de pimienta exquisita.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes para hacer 250 ml de salsa

Pasos a seguir

  1. Calienta el aceite en una sartén mediana a fuego medio. Pela y pica las chalotas finamente, y añádelas a la sartén para que se sofrían, junto con los granos de pimienta verde y 1 cucharada de mantequilla.
  2. Remuévelo todo y deja que se cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que las chalotas se ablanden, aproximadamente 3 minutos.
  3. Retira la sartén del fuego, y vierte el brandy. Vuelve a poner al fuego la sartén, y deja que se cocine hasta que el alcohol se haya quemado, aproximadamente 1 minuto.
  4. Incorpora la harina y remuévelo hasta que se haya disuelto, aproximadamente 1 minuto. Agrega el caldo de carne y aumenta el fuego a una temperatura alta para que empiece a hervir.
  5. Baja la temperatura y deja que se cocine a fuego lento, revolviendo constantemente, hasta que la salsa se haya reducido a la mitad, de 3 a 5 minutos.
  6. Añade la nata, remuévelo, y deja que se cocine a fuego lento, hasta que la salsa se haya espesado, aproximadamente 5 minutos.
  7. Es el momento de agregar la cucharada restante de mantequilla para que quede una textura suave. Por último, sazónalo con sal a tu gusto, y sírvelo con tu carne preferida.

Esta salsa se puede preparar y guardar en un recipiente hermético con un día de antelación. Para recalentarla, transfiérela a una olla pequeña y deja que se cocine a fuego lento, revolviéndolo con frecuencia.

Notas

Aunque la salsa a la pimienta negra tradicional está hecha con caldo de carne y un chorrito de brandy, puedes facilitar la receta utilizando vino tinto o blanco.

Para un bistec, definitivamente sugeriría hacer la salsa a base de vino tinto, añadiendo los jugos que va soltando la carne en la sartén para intensificar aún más el sabor. Una pizca de coñac, vino o jerez, pero no más de una cucharada también es excelente si tienes estos licores a mano.

Para el pollo y el pescado, el vino blanco puede ser más adecuado que el tinto, y te sugiero que omitas los jugos de la cazuela en el caso del pescado.