Tartar de salmon ahumado y aguacate

Además de ser increíblemente delicioso y elegante, para hacer un tartar de salmón ahumado y aguacate solo se necesitan unos pocos ingredientes y 15 minutos de tu tiempo.

Es una de las recetas de aperitivo más fáciles de cocinar y utiliza apenas 3 ingredientes básicos: salmón ahumado, y chalotas, además de una vinagreta de limón que puedes hacer para aderezar el plato.

Tartar de salmon ahumado y aguacate

La combinación de salmón ahumado y aguacate siempre es un acierto, pues funcionan fabulosamente bien juntos. Especialmente cuando se combinan con el aderezo de limón.

Ingredientes para 2-4 raciones:

Vinagreta de limón:

Instrucciones para elaborar la receta:

Para el salmón:

Pica finamente el salmón ahumado en cuadraditos pequeños. Hay lo mismo con la chalota y mézclalo todo en un recipiente. Agrega ½ cucharadita de aceite de oliva y sal al gusto. Resérvalo.

Para el aguacate:

Corta el aguacate por la mitad y retira el hueso. Saca la carne con ayuda de una cuchara y pícala finamente en trocitos. Mézclalo con ½ cucharadita de aceite de oliva y sazónalo con sal a tu gusto.

Ayúdate de un molde circular para montar el plato. Colócalo directamente en el plato, y añade el aguacate dentro con ayuda de una cuchara. Presiona el aguacate para que quede firme en la parte inferior del anillo.

Cubre el aguacate con la mezcla de salmón ahumado, y aplana la superficie. Con cuidado, retira el molde y reconstruye el plato si se ha movido algo.

Para elaborar la vinagreta de limón, mezcla el ajo, la miel, el jugo de limón y el aceite de oliva en el recipiente de la batidora. Tritúralo hasta que quede suave y espeso, y sazónalo con sal a tu gusto.

Rocía la vinagreta de limón generosamente sobre el montadito de aguacate y salmón. Introdúcelo en el frigorífico si no lo vas a servir de inmediato.

Notas

Para cortar el salmón ahumado, coloca todo el filete de salmón ahumado previamente cortado en la tabla de cortar e ignora el hecho de que está cortado previamente. Simplemente corta muy finamente en una dirección, y luego corta en la dirección contraria, esto le dará una bonita forma de dado.

Este plato lo puedes servir en porciones más pequeñas, sobre unas galletas saladas o rodajas de pepino, suprimiendo la vinagreta y sustituyéndola por crema agria y cebollino.

Al comprar los aguacates, asegúrate de que están maduros y no verdes, pues maduros tendrán un sabor delicioso, y una textura cremosa. Para asegurarte de que esta maduro, tienes que tocarlo, y que no esté duro, sino blando. Además su color tiene que ser verde oscuro. Si no está en su punto justo de maduración, espera a elaborar el tartar.

Hay tantas maneras diferentes de servir un tartar, que lo puedes hacer de mil maneras diferentes, pero siempre con excelentes críticas. Si te sientes sofisticado y elegante, intenta mezclar todos los ingredientes de esta receta para servirlos en vasos de chupito. En realidad, es aún más rápido servirlo de esta manera y queda muy bonito.

O prueba a montarlo sobre una cuchara de degustación si quieres que sea un aperitivo de lo más original.