Tortillas de verduras

Las tortillas son una gran manera de tomar huevos, un alimento que aporta proteínas de gran calidad, y energía para el resto del día. Y si además se le añaden verduras variadas, el plato es mucho más completo y nutritivo.

Estas sencillas recetas de tortillas con verduras, son saludables, deliciosas, y saciantes, perfectas para un desayuno, comida o cena.

Tortillas de verduras

Lo bueno de las tortillas, es que puedes experimentar y cambiar el sabor añadiendo diferentes hierbas aromáticas, como estragón, cebollino y perejil. Y como toque final, puedes rallar un poco de queso en la parte superior y fundirlo con un golpe de calor. ¡Y a disfrutar!

Tortilla de acelgas

Ingredientes:

Elaboración:

Cortamos las pencas (la parte blanca) de las acelgas, las lavamos bien y las cocemos en una cazuela con agua, sal y un chorrito de aceite, durante 20-25 minutos. Las pinchamos con un tenedor y, cuando estén tiernas, las escurrimos bien, las cortamos en trozos y las reservamos.

Tostamos las almendras en una sartén o en el horno, hasta que están tostadas, las molemos finamente.

Batimos los huevos en un recipiente con un poco de sal, y añadimos las almendras molidas. Unimos los huevos con las acelgas troceadas, mezclándolo todo bien.

En una sartén mediana ponemos un poco de aceite hasta que cubra el fondo, a fuego medio-alto, y freímos el ajo muy picado. Cuando empiece a dorarse, añadimos la mezcla de la tortilla para que se cuaje por un lado.

Reducimos la temperatura a fuego medio, y le damos la vuelta para que se cuaje por ambas caras.

Tortilla de tomate y champiñones

Ingredientes:

Cómo se hace

Calentamos una sartén grande cubierta con aceite de oliva en para cocinar a fuego medio. Agregamos los huevos batidos, dejando que cubran el fondo de la sartén, y los cocinamos durante 3 minutos, hasta que el fondo comience a cuajarse.

Cuando esté casi completamente cuajada, cubrimos la mitad de la tortilla con los pimientos, el tomate, los champiñones, la sal y la pimienta negra.

Doblamos con cuidado la mitad restante del huevo sobre el relleno, y lo cocinamos 2 minutos, o hasta que esté bien cuajado por el centro.

Tortilla en salsa verde con guisantes

Ingredientes:

Preparación:

Pelamos y picamos las patatas y la cebolla finamente. Ponemos una sartén amplia con abundante aceite, y lo calentamos a fuego medio.

Añadimos las patatas y la cebolla picada, y lo freímos lentamente, removiéndolo de vez en cuando, hasta que tanto las patatas como la cebolla estén tiernas, aproximadamente 30-40 minutos.

Pasado ese tiempo, escurrimos las patatas y la cebolla en un colador, hasta que eliminen todo el aceite sobrante. Las dejamos escurriendo un tiempo, para que enfríen y no cuajen el huevo al mezclarlo.

En un bol grande, batimos los huevos y añadimos las patatas, la cebolla y un pellizco de sal. En la misma sartén con una cucharada de aceite, cuajamos la tortilla primero por un lado, y luego le damos la vuelta para hacerla por el otro lado. No hay que dejar que se cuaje demasiado, ya que luego va a terminar de cocerse con la salsa.

Dejamos que la tortilla repose mientras hacemos la salsa verde. Para ello, freímos los dientes de ajo picados en un poco de aceite de oliva caliente y, cuando empiecen a dorarse, añadimos la harina para que se tueste durante un minuto, removiéndolo continuamente para que no se queme.

Vertemos una taza de agua y dejamos que se cueza a fuego medio, añadiendo más agua si vemos que se espesa demasiado. La salsa debe quedar clara, pero ligada. Incorporamos los guisantes y dejamos cocer todo junto unos minutos.

Por último, añadimos el perejil picado y un pellizco de sal. Ponemos la tortilla en una cazuela, y vertemos la salsa por encima, dejando que se termine de hacer unos minutos a fuego medio.

Tortilla de pimiento y espinacas

Ingredientes:

Instrucciones:

En una sartén, calentamos el aceite de oliva a fuego medio-alto. Comenzamos sofriendo las cebollas y los pimientos, y después de unos minutos, agregamos las espinacas, que tardan menos en cocinarse.

Cuando las cebollas y los pimientos estén tiernos, y las espinacas estén casi deshechas, las apartamos del fuego y reservamos en un plato aparte.

En un recipiente, batimos los huevos hasta que estén completamente mezclados. Añadimos un poco de sal y pimienta al gusto. Agregamos los huevos a la misma sartén, y los extendemos rápidamente por todo el fondo de la sartén.

Después de un minuto más o menos, incorporamos las verduras reservadas en la mitad de la tortilla. Doblamos la tortilla para cubrir las verduras, y le damos la vuelta para que se cuaje por el otro lado también.