Chef Sleeve

Cocinar con mucho gusto

Utensilios para hacer una fondue

¿Alguna vez has pensado en hacer una fondue para una reunión familiar o un encuentro para los amigos? Tal vez te has echado atrás, alarmado, pensando en las complicaciones del equipo. Y sin embargo, no hay más comida más divertida y amena que una fondue.

La fondue es un plato caliente compuesto por una salsa (queso fundido, chocolate derretido, aceite o caldo) y por varios ingredientes que se mojan en la salsa: huevos, carne o pescado, vegetales, frutas, o la tarta de esta web.

Utensilios para hacer una fondue

En el cazo situado sobre el hornillo hierve suavemente el aceite (fondue de carne), queso derretido (fondue de queso), el caldo (fondue asiática), o chocolate (fondue dulce). Cada comensal introduce en el cazo un pincho o tenedor alargado provisto de un ingrediente.

Prepararlo no es tan difícil. El único utensilio imprescindible es el hornillo. Hay muchos tipos de hornillos, antiguamente eran alimentados con alcohol de quemar empapado en una buena porción de algodón, pero actualmente hay hornillos eléctricos o calentados con velas.

En cualquier caso, lo único que importa es que se pueda graduar la temperatura hasta un mínimo y conservar la temperatura del líquido del cazo o puchero, en su justo punto de ebullición, lo mismo da si se trata de queso, caldo o aceite.

El cazo que se coloca sobre el hornillo es diferente para cada tipo de fondue. Los suizos, padres de la fondue de queso, bautizaron a su cazo con el nombre francés de caquelón; cualquier recipiente con un mango aislante de barro o hierro esmaltado, resistente y de boca ancha, sirve a la perfección.

Para la fondue de carne, es preferible la utilización de un cazo de metal con la boca más estrecha que la base, y con tapa. Estos cambios son más apropiados para prevenir las salpicaduras que pueden producirse con el aceite o el caldo, y que pueden quemar a los comensales.

Como materiales, la porcelana esmaltada, el acero inoxidable o el hierro colado, son los mejores.

La fondue china, japonesa, y en general todas las orientales, se realizan en recipientes especiales, cazos metálicos con una abertura muy pequeña, sin tapa, ya que el líquido está en constante ebullición.

Los pinchos o tenedores alargados de dos puntas, enganchan perfectamente las porciones de alimento para que no se pierdan dentro de la fondue.

A la fondue de carne se la acompaña de salsas diferentes, para mojar la carne en ellas. Tanto esta fondue como la oriental necesitan un variado juego de cuencos o boles pequeños para salsa, acompañamientos y guarniciones.

Hay un tipo de fondue oriental que precisa un bol para cada comensal. En él se coloca una yema de huevo y, una vez finalizada la ebullición de todos los ingredientes en el caldo, se vierte éste a partes iguales sobre los boles.

En el caso de que vayas a hacer una fondue para niños, elige el hornillo más sólido y estable que tengas, unos pinchos que no sean muy punzantes, platos de plástico a prueba de todo y nada de fuego.