Espaguetis a la carbonara con nata

Spaghetti a la Carbonara ¿Has hecho alguna vez la receta? ¡Que pregunta! Todo el mundo los ha cocinado alguna vez. Parece bastante fácil, ¿verdad? Cocer unos espaguetis, añadir bacon, huevos y nata, y queso, muy importante.

Pero como la mayoría de los platos que se hacen tan frecuentemente como esta receta, hay una gran cantidad de variantes, y uno nunca sabe cuál es la receta original, distorsionada por todas las recetas que encontramos en la web.

Espaguetis a la carbonara con nata

En los espaguetis a la carbonara unos utilizan bacon, otros tocino, panceta, y los más puristas guanciale. Si, soy consciente de que el auténtico espagueti carbonara requiere el uso de guanciale (la papada de cerdo) y no de panceta (el vientre de cerdo); pero soy consciente de que el guanciale es muy difícil de encontrar, y no sería justo renunciar al placer de una buena carbonara solo por esto.

Hay quién añade huevos, otros nata, o una mezcla de ambos. El tipo de queso también puede variar entre parmesano o pecorino romano (que tampoco se puede encontrar en todos los supermercados), e incluso los que se quieren cuidar, utilizan espaguetis integrales.

El ajo, la cebolla, los champiñones y la mantequilla son ingredientes que también encontramos en recetas de espaguetis a la carbonara, aunque ninguno de ellos figura en la receta original.

Lo que está claro, es que para que el plato salga bien, hay que utilizar ingredientes de gran calidad, aunque muchos italianos nos odiarán por ponerle el nombre "a la carbonara" a cualquier plato.

Si quieres una receta que no falla, aquí tienes que la utilizo yo, con huevos, nata, queso parmesano, he incluso vino blanco.

INGREDIENTES PARA 2 RACIONES:

ELABORACIÓN:

Pon una olla grande llena de agua con sal a hervir para cocer la pasta.

Corta la panceta en trozos pequeños. Si la panceta tiene el borde de grasa, córtala y ponla a calentar en la sartén para que se derrita. De quitar el borde de grasa, tendrás que añadir más panceta hasta llegar a los gramos necesarios de la receta.

Luego, añade dos cucharaditas de aceite de oliva a la sartén donde está la grasa derretida, y cocina los trozos de panceta hasta que estén dorados, pero no crujientes.

Vierte el vino blanco y deja que burbujee para que, después de unos minutos, quede una pequeña cantidad de líquido espeso. Saca la sartén del fuego.

En un recipiente, bate los huevos, el queso parmesano, la nata y un poco de pimienta negra molida. Cocina la pasta más o menos de acuerdo con las instrucciones del paquete, pero como necesitamos que esté al dente, comprueba su textura 2 minutos antes de lo que marca el fabricante.

Utiliza una taza para coger aproximadamente 125 ml (½ taza) del agua de la pasta antes de escurrirla. Coloca la sartén sobre el fuego, y añade la pasta escurrida, revolviéndola bien para cubrirla con la panceta almibarada. Agrega un poco del agua de la cocción para disolver la salsa si es necesario.

Retira la sartén del fuego nuevamente, y agrega la mezcla de los huevos, la nata y el queso parmesano, removiéndolo todo rápidamente para que se mezcle. No hay que dejar demasiado el plato en la sartén, pues no queremos que los huevos se conviertan en un revuelto.

Muele un poco más de pimienta negra, y ralla la nuez moscada encima.